• Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

Experiencias de los Basilianos en Bogotá

bfec85cd-b520-4f12-b1e4-e19296fc08e9.JPG

Por: Marlon Andrés Rincón Moreno CSB. Escolástico.

  

La casa Annonay, ubicada en la Ciudad de Bogotá, es lugar donde se encuentran los profesos en formación, allí se tienen los espacios pertinentes para armonizar los diversos escenarios en los que se ven envueltos en el día a día cada uno de los Escolásticos.

 

La vida de un Escolástico, al igual que la de los demás hombres en formación, se ve dinamizada por cuatro dimensiones, a saber: Dimensión humana-comunitaria, espiritual, pastoral y académica.  De modo que, toda la vida en su diario transcurrir tocan las dimensiones ya citadas. 

 

Un día en el escolasticado, se vive de la siguiente manera: Salimos de la cama a las 5:00 am, para alistarse y vivir la Eucaristía con Laudes a las 5:45 am; posterior a ello, tiene lugar el desayuno, seguido de la preparación para ir a la universidad, este trayecto toma al rededor de unos 45 min. Las clases inician a las 8:00 am y están culminando de 12:00 md a 1:00 pm. Luego de las clases se regresa a casa para almorzar, luego se hace la hora media y se toma un pequeño descanso, para cumplir luego con los compromisos académicos.

A las 6:30 pm nos encontramos en la capilla nuevamente para rezar juntos el oficio de las vísperas, seguido tiene lugar la cena y al terminar la misma rezamos las completas. En horario se ve dinamizado además, por la revisión de vida, la hora santa vocaciónl y la hora santa Taizé, como también el aseo general.

La convivencia entre los Escolásticos y los Sacerdotes es bastante amena, sin duda, este es un don que de Dios proviene, por ello, vivimos en un ambiente de armonía y fraternidad. 

Como casa local, celebramos solemnemente la vida de los Santos que inspiran y desafían nuestra vocación, de manera particular la vida de los Santos Patrones de la Congregación. 

La pastoral por parte de los Escolásticos se desarrolla en la Iglesia de Egipto y en la Iglesia San Lorenzo en Engativa, se acompañan a los niños y jóvenes en la preparación para los sacramentos y los sacerdotes acompañan las eucaristías en las parroquias ya mencionas y en otras parroquias de la Arquidiócesis de Bogotá en la que en ocasiones son solicitados.

Pedimos a cada uno de ustedes, que sigan rezando a Dios por cada una de las vocaciones a la Iglesia, de manera especial por los hombres que se encuentran en formación, para que el Señor les ayude en su respuesta a Él, la Iglesia y la Congregación.